Tobillos y pies hinchados de personas mayores o inmóviles

TobillosPersonasMayores

A medida que pasan los años, la piel se vuelve menos elástica y menos capaz de mantener la tensión que acostumbraba. Cuando envejecemos, ningún sistema del cuerpo es tan eficaz como lo era anteriormente. No hacemos la misma cantidad de ejercicio, permanecemos sentados por periodos de tiempo más largos -usualmente con nuestras piernas hacia abajo. A causa de esto, los tobillos y los pies a menudo se hinchan (especialmente al terminar el día). Esto puede llevar a malestares e infecciones -especialmente si la piel o cutículas están cortadas o dañadas. Una manera de lidiar con esto puede ser:

  • Si los pies están particularmente secos, baños tibios de pies adicionados de un poco de aceite de baño (idealmente con base vegetal y no de petróleo) pueden ayudar a suavizarlos.
  • Aplicar regularmente un humectante con base vegetal a las piernas y pies para mantener la flexibilidad de la piel, evitar desecamiento y resquebrajamientos (que proveen puntos de ingreso perfecto a las bacterias causando subsecuentes infecciones).
  • Use una media de contención suave de baja compresión. Las prendas con mayor compresión son a menudo más difíciles de colocar y menos toleradas por la población mayor.
  •  Eleve las piernas en un descansa pies cuando esté sentado. Cuando esté sentado, cada cierto tiempo, asegúrese de contraer y relajar los músculos de las piernas y de flexionar los pies hacia delante y hacia atrás (o de moverlos en círculos). Este movimiento muscular ayudará el fluido de las piernas a retomar su circulación y así poder ser drenada.

Tarda aproximadamente unos 3 meses para que tobillos y pies muy hinchados tengan una reducción significante. Sesiones de drenaje linfático manual acelerarían el proceso, pero pueden no ser del todo necesarias, además que pueden ser difíciles de efectuar y resultar invasivas. Una de las metas principales de este tratamiento bastante sencillo es reducir los episodios de infecciones (que llevan a la inhabilidad de caminar, sin mencionar el dolor y la angustia). La movilidad es mantenida y la calidad de vida al menos en ese aspecto es mejorada. Muchos de los aspectos de la calidad de vida de la personas mayores dependen de su movilidad.

Los textos de la LAA son constantemente revisados, esta traducción corresponde a la  sección originalmente escrita por: John R. Casley-Smith & Judith R. Casley-Smith y  corregida por ellos por última vez el 24 de Julio del 2001. Correcciones posteriores fueron aportadas en Febrero del 2007, pero los resultados de investigaciones más actuales todavía no han sido incluidos. Para que puedan acceder a los avances más recientes en este campo se les recomienda consultar la página web del “Journal of Lymphoedema.

Toda la información está bajo la protección de derecho de autor © de la Lymphoedema Association of Australia, 1998. Copias sin fines de lucro de la misma están autorizadas pero queda terminantemente prohibida su venta y su edición. De querer repartir copias gratuitamente la fuente debe ser citada mencionando: portal internet, fax, email, y dirección física © 2007 Lymphoedema Association of Australia. Todos derechos reservados.

Visit Us On Facebook